Los mayores, los grandes olvidados

No suelen gastarse mucho dinero en tecnología, una tecnología que casi nunca alcanzan a entender. Sin embargo, pocos son los mayores que no tienen un móvil. El gran problema es que se trata de un sector de la población muy desatendido en lo que a modelos se refiere.

Hay miles de modelos de Smartphones de manejo por lo general nada sencillo para ellos. Y hay algunos aparatos diseñados específicamente para la tercera edad, pero sin ninguna prestación más allá de llamadas y mensajes. Entre un extremo y otro… poco, muy poco.

El Emporia Smart es uno de esos móviles diseñados para los más veteranos. Pero el hecho de que se trate de una compañía especializada en ellos ya dice mucho de este teléfono. Un teléfono sencillo, pero con algunas funciones de Smartphone. Incluso el sistema cuenta con un tutorial para que el usuario aprenda a manejarlo. Pero, si no lo consigue, se le puede adaptar un teclado convencional para transformarlo en el más sencillo de los móviles.

Otro teléfono interesante es el Doro Liberto 820. Con funciones sencillas de Smartphone, este teléfono cuenta con una interesante función. Otra persona puede actualizar de manera remota la agenda, el álbum de fotos o incluso modificar el volumen o el brillo de la pantalla. Una función muy útil si la persona desconfigura el teléfono, no sabe arreglarlo y no tiene a nadie cerca que lo haga. Además, su uso es muy intuitivo y la interfaz muestra claramente los iconos de las principales funciones, sin olvidar que tiene botón de emergencia.

El Amplicomms PowerTel M9000 cuenta con una versión Android 4.2 Jelly Bean modificada, lo que permite mostrar iconos a un tamaño mucho más legible. De uso también muy sencillo, es un Smartphone diseñado también para mayores, por lo que tanto el volumen del altavoz como la del timbre se pueden regular a niveles muy altos.

Son tres ejemplos de teléfonos inteligentes adaptados a las necesidades de los mayores. Porque los hay, aunque cierto es que las posibilidades de elección no son muchas cuando se busca un punto medio entre un móvil de hace 15 años y el que acaba de salir al mercado.