Las mejores recomendaciones probadas para que ahorréis la batería de vuestro smartphone en Android

El problema más grave de los teléfonos inteligentes sigue siendo el nivel de carga, la batería, y por ende, el de la autonomía en su utilización. Por muchos smartphones que salgan, y por más avanzados que sean y que tengan sólo lo mejor, la capacidad de carga y de batería no se ha podido solucionar. Las grandes empresas tecnológicas todavía no han podido ni siquiera acercarse al nivel de desarrollo de otros componentes de un teléfono inteligente con respecto a su batería, por lo que podemos decir que la tecnología de las baterías de los smartphones es lo más atrasado que tienen.

Por esta razón, las empresas desarrolladoras de tecnología de smartphones solo han logrado optimizar la batería de los teléfonos y aumentar un poco su autonomía. Es tanto que los modos de ahorro de energía y la carga rápida de los celulares son una “solución” aparente del problema, pero no pasa de ahí. Así que podréis leer las siguientes recomendaciones para que la batería de vuestro celular no se descargue completamente.

Debéis ajustar el brillo de la pantalla a niveles óptimos para vuestra visión

El componente de cualquier teléfono inteligente que más gasta batería es sin duda la pantalla. No importa cual pantalla sea, igual consumirá el mayor porcentaje de batería. Podéis ajustar el brillo de la pantalla para que la batería pueda durar unos cuantos minutos más, pero nada más eso. Si estáis en un ambiente en la que la luz es baja, entonces no tendréis ningún tipo de problema con tener el brillo bajo. En condiciones normales, basta con tener el brillo de la pantalla no mayor al 30%. Si hacéis esto, no solamente estaréis ahorrando batería, sino que estarías haciéndole un bien a los ojos.

Usa el teléfono con las conexiones necesarias y anula estos procesos cuando no los estéis utilizando

Va especialmente con conexiones inalámbricas como el Bluetooth, al tener activado esta conexión, estáis gastando batería, también suele suceder que todas las conexiones de vuestro móvil están activadas, lo que le resta autonomía al mismo, más aún cuando vais a estar muchas horas fuera de casa, o de algún lugar en donde podáis conectar el dispositivo. Desactiva las conexiones que no consideres importantes cuando salgáis de casa, como por ejemplo el WiFi, y solo úsalo cuando estéis en casa o en algún espacio de conexión inalámbrica.

No es recomendable cerrar las aplicaciones después de usarlas

Lo mejor es que las dejéis en segundo plano. Aunque parezca increíble, vuestro móvil hace un esfuerzo extra cuando vuelve a abrir desde cero una aplicación, por lo que también consumirá más batería. Nuestra recomendación es que dejéis las aplicaciones que más usas en segundo plano, para que podáis acceder a ella sin mucho esfuerzo y ahorrando batería.

Pendiente con las aplicaciones que instaláis en vuestro smartphone

Debéis saber que todas las aplicaciones vienen con un gasto de batería. Es lo más lógico y no escribimos este artículo para decirte que no instales ninguna aplicación. Para nada, solo decimos que estéis pendiente de lo que vayáis a instalar. Existen aplicaciones que, debido a su simpleza y a su interfaz dinámica, deberían de gastar menos batería que una aplicación normal. Evitad instalar aplicaciones que aseguran que van a optimizar vuestro teléfono, ya que hacen todo lo contrario. Consumen más recursos y gastan más batería de lo normal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *