El sistema operativo iOS

Dos son los sistemas operativos que están revolucionando el mundo con los teléfonos móviles y con sus múltiples aplicaciones, Android e iOS. Si nos centramos en este segundo, muchas son las virtudes que deberíamos destacar. Fue la multinacional Apple Inc. la que desarrolló este sistema operativo que en apenas unas décadas ha sido capaz de conquistar el mundo, de cambiar los hábitos rutinarios de millones de personas y de redirigir el ocio y la captación de conocimientos en territorios de muy diferentes latitudes.

Con posterioridad, iOS ha sido utilizado en dispositivos como iPod touch o iPad, lo que no ha hecho sino engrandecer su leyenda. Las diferentes versiones de este sistema operativo, que ya llegado al iOS 10, algo que parecía impensable hace bien poco, han favorecido una cierta actualización constante y una modernización sin precedentes. iOS ha ido fidelizando usuarios con cada nueva entrega y forjándose un nombre que no tiene admiradores, sino fans pasionales y férreos defensores.

La locura por Apple y por todo lo que tenga que ver con el sistema operativo iOS hace, por ejemplo, que decenas de miles de personas esperen a las puertas de los grandes establecimientos tecnológicos de todo el mundo para hacerse con cada nueva versión de los smartphones que sale al mercado.

Algunas de las claves del éxito de iOs son la seguridad que ofrece, la opción de compatibilizar multitud de tareas, las posibilidades de divertirse y de crear, la capacidad de almacenamiento, la fiabilidad de no quedarse colgado o en stand by, el peculiar diseño y configuración de todo el universo relacionado con el sistema, etc. Todo ello está ayudando a ganar cada vez más terreno a sistemas operativos rivales Android, sin duda el gran rival de iOS. Y es que los libros de Historia del futuro tal vez hablen de la inflexión histórica y sociológica que supuso el sistema operativo iOS, capaz de encargase de reinventar las propios rutinas de los humanos en el mundo avanzado.