El país que se atreverá a prohibir los Smartphone en los colegios

Francia es sinónimo de libertad ya que este país se ha caracterizado históricamente por ser el epicentro de las principales expresiones libertarias sociales, políticas y culturales, por lo que resulta interesante que este país sea el primero en adoptar la controversial prohibición de los teléfonos celulares inteligentes en los colegios. Según las estadísticas que maneja el gobierno galo, cerca del 90% de los niños y adolescentes que tienen una edad comprendida entre los 12 y 17 años de edad poseen Smartphone y utilizan estos dispositivos inteligentes en el colegio.

La primera vez que se conociera las intenciones de realizar esta nueva normativa fue durante la campaña electoral del presidente francés Emmanuel Macron, quien promulgo dicha prohibición como una de las promesas de su gobierno. La nueva ley que entrara en vigencia desde el mes de septiembre del año 2018 estipula que todos los estudiantes menores de 15 años tendrán absolutamente prohibido el uso de teléfonos móviles durante la estadía en establecimiento educativo.

El basamento de esta nueva prohibición reside en la idea del gobierno francés de crear una nueva generación libre de adicciones a las pantallas digitales, por lo que esta norma formara parte de la campaña de desintoxicación de los jóvenes. Durante la redacción de esta normativa no se indicaron las medidas que adoptaran los institutos educativos para impulsar el cumplimiento de esta ley, por lo cual cada colegio tendrá la liberad de adoptar sus propios procedimientos y normativas para efectuar el cumplimiento de dicha prohibición.

Los principales representantes del partido “La République En Marche” quienes se encargaron de la creación de la nueva ley de desintoxicación digital incluso trataron de ampliar dicha normativa al proponer que la normativa también prohibiera el uso de Smartphone a los adultos, profesores y demás personal dentro de la institución educativa. Aunque esta ley es bien recibida por la gran mayoría de los padres, muchos como el señor Juan de Cerrajeros  indican que los teléfonos celulares son de gran utilidad para las situaciones de emergencia y que además estos dispositivos pueden ser utilizados en pro del aprendizaje, por lo que antes de promulgar una estricta prohibición se debería intentar concienciar y enseñar a los niños y jóvenes sobre el uso correcto y educativo de los teléfonos celulares.

Inicialmente, la idea era que los estudiantes llegaran al instituto educativo con sus teléfonos celulares y durante la entrada al establecimiento depositaran sus dispositivos inteligentes en casilleros específicamente diseñados para albergar con seguridad estos aparatos electrónicos, sin embargo, la gran mayoría de los colegios franceses rechazaron esta medida debido a que la creación de casilleros para teléfonos celulares es un proceso sumamente costoso, aparatoso y propenso a la manipulación indebida.

Es evidente que el principio y objetivo de esta ley es mejorar y regular la forma en la que los niños y jóvenes utilizan los teléfonos celulares e igualmente, evitar las adicciones patológicas que recientemente se han presentado con el uso indiscriminado de Smartphone. Aunque se prevén que con esta ley se mejore los procesos de aprendizaje y se cree una generación más culta e instruida, muchos especialistas advierten sobre los peligros y sublevaciones que pueda ocasionar la implementación de esta prohibición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *