El increíble caso de las webs no compatibles con los smartphones

Hoy en día cualquier usuario de internet navega durante más tiempo con su smartphone que usando el ordenador. La comodidad y la rapidez de los teléfonos móviles actuales permiten entrar en la web en cualquier momento y a cualquier hora, ya sea desde la cama, por la calle o en el baño. Los ordenadores cada vez quedan más obsoletos y su uso se limita para aquellos que los necesitan para su trabajo, ya sea por temas de redacción, de visualización o de programación. Sin embargo, entre el ciudadano de a pie lo más habitual es divisar páginas web a través de su dispositivo móvil y eso es lo que hacen millones de personas cada día.

Por esta razón, resulta sumamente sorprendente que muchas páginas web no dispongan aún de una versión para Smartphone, de tal modo que cuando nos metemos en ellas desde el móvil resulta imposible navegar con facilidad y visualizar los contenidos de forma completa en la pantalla de nuestro dispositivo. Esto es parcialmente subsanable si dicha web dispone de una aplicación a través de la cual poder encontrar los mismos contenidos que aparecen en la versión digital. De hecho, muchas webs ofrecen ya la opción de abrir la página desde la aplicación, dirigiéndonos a lugar idóneo para descargárnosla en caso de que no la tengamos instalada.

Sin embargo, multitud de webs de relativa importancia continúan ajenas al mundo del smartphone, como si estos dispositivos fuesen una moda pasajera que tarde o temprano terminará quedando obsoleta para volver a la versión digital y a la navegación desde los ordenadores. Así, obvian los avances y no cuentan ni con versión para smartphone ni con aplicación que facilite la lectura. Esta ceguera, sin duda alguna, ha llevado a muchos de estos portales a perder una cantidad considerable de visitantes en sus páginas, algo que no tardan demasiado en notar y que sin embargo muchas veces obvian por miedo al cambio, algo que carece de sentido puesto que son las empresas las que deben adaptarse a los usuarios y no al contrario