Wazypark, o cómo encontrar aparcamiento a través del móvil

Una de las tareas más penosas, duras y frustrantes a las que se enfrenta el ser humano en el mundo en el que vivimos es sin duda la de aparcar, sobre todo en las grandes ciudades y en zonas cercanas al centro. Es en estos lugares en los que encontrar un espacio libre para dejar el coche resulta muchas veces un suplicio, no solo por el gasto de tiempo y gasolina, sino por la presión a la que sometemos a nuestra paciencia, que normalmente suele desembocar en un ataque de nervios y en la consiguiente secuencia de puñetazos al volante ante la estupefacción de los viandantes.

Sin embargo, la tecnología móvil siempre va un paso por delante de las demandas del usuario, y son ya varias las aplicaciones para encontrar aparcamiento que han salido al mercado, aliviando así la situación de multitud de sufridos conductores. La app más conocida en este campo se llama Wazypark y se basa en la colaboración entre los usuarios de la misma, al igual que Blablacar o Airbnb. Así, cuando un conductor deja un aparcamiento libre lo notifica por medio de esta aplicación de tal modo que los usuarios que anden buscando un espacio podrán encontrarlo a través de un aviso a su teléfono móvil.  Compartiendo esos huecos libres, además, Wazypark ofrece puntos que posteriormente pueden ser canjeados por dinero, motivando así el uso de la app y generalizando sus beneficios.

Por el momento, Wazypark cuenta ya con casi un millón de usuarios y si fuese tan usado como whatsapp se convertiría en una de las mejores aplicaciones del mundo ya que, aunque no lo veamos, la gente continuamente aparca y desaparca, siendo ésta una de las funciones básicas en el día a día de cualquier ciudadano. Así, si todos los que realizamos dicha tarea compartiésemos por internet nuestra acción y avisásemos de la misma al resto de “buscadores de aparcamiento”, el tiempo de espera se reduciría y solucionaríamos así uno de los principales problemas de los conductores reduciendo tiempo y combustible.

El increíble caso de las webs no compatibles con los smartphones

Hoy en día cualquier usuario de internet navega durante más tiempo con su smartphone que usando el ordenador. La comodidad y la rapidez de los teléfonos móviles actuales permiten entrar en la web en cualquier momento y a cualquier hora, ya sea desde la cama, por la calle o en el baño. Los ordenadores cada vez quedan más obsoletos y su uso se limita para aquellos que los necesitan para su trabajo, ya sea por temas de redacción, de visualización o de programación. Sin embargo, entre el ciudadano de a pie lo más habitual es divisar páginas web a través de su dispositivo móvil y eso es lo que hacen millones de personas cada día.

Por esta razón, resulta sumamente sorprendente que muchas páginas web no dispongan aún de una versión para Smartphone, de tal modo que cuando nos metemos en ellas desde el móvil resulta imposible navegar con facilidad y visualizar los contenidos de forma completa en la pantalla de nuestro dispositivo. Esto es parcialmente subsanable si dicha web dispone de una aplicación a través de la cual poder encontrar los mismos contenidos que aparecen en la versión digital. De hecho, muchas webs ofrecen ya la opción de abrir la página desde la aplicación, dirigiéndonos a lugar idóneo para descargárnosla en caso de que no la tengamos instalada.

Sin embargo, multitud de webs de relativa importancia continúan ajenas al mundo del smartphone, como si estos dispositivos fuesen una moda pasajera que tarde o temprano terminará quedando obsoleta para volver a la versión digital y a la navegación desde los ordenadores. Así, obvian los avances y no cuentan ni con versión para smartphone ni con aplicación que facilite la lectura. Esta ceguera, sin duda alguna, ha llevado a muchos de estos portales a perder una cantidad considerable de visitantes en sus páginas, algo que no tardan demasiado en notar y que sin embargo muchas veces obvian por miedo al cambio, algo que carece de sentido puesto que son las empresas las que deben adaptarse a los usuarios y no al contrario

El móvil multiusos

La evolución de los teléfonos móviles ha sido tal que en un sólo dispositivo hemos conseguido contar con diversos servicios para los cuales anteriormente teníamos que utilizar multitud de aparatos, con la incomodidad que ello conllevaba.

Así, por ejemplo, ya no necesitamos despertador, puesto que desde hace unos años los móviles lo han integrado en sus aplicaciones, ahorrándonos la compra de un aparato más. De igual modo, la calculadora ha dejado de existir e incluso de fabricarse en muchas empresas, sobre todo para el cálculo de operaciones básicas como sumas, restas, multiplicaciones o divisiones. No hay teléfono móvil a día de hoy que no incluya calculadora y por tanto es otra función de la que podemos hacer uso de forma rápida y sencilla. Al igual que en una casa moderna el calendario ya no tienen lugar, ni en la pared ni sobre nuestros escritorios, ya que cualquier dispositivo electrónico cuenta con esta función, incluso de forma mejorada, puesto que dicho calendario se convierte en agenda, avisándonos de eventos importantes y matando así dos pájaros de un tiro.

Estas aplicaciones básicas aumentan a medida que evolucionan los smartphones, de modo que la linterna es también otro elemento fácil de encontrar en todos ellos. Del mismo modo, las cámaras de fotos han pasado a mejor vida ya que se incluyen en estos aparatos, al igual que las grabadoras de voz o los GPS. Todo teléfono móvil nos guía en cualquier ciudad permitiéndonos prescindir del ya manido y anticuado TomTom. Por último, ya incluso los libros son leídos en los móviles, al igual que los periódicos o cualquier página web, de tal forma que dichos cambios han afectado a varios mercados provocando su reinvención y adaptación al mundo de la telefonía móvil.

En cualquier caso, la batería, la cobertura y la tarifa de datos son indispensables para realizar cualquiera de estas funciones, y debemos mantener nuestros teléfonos siempre en las mejores condiciones para evitar que fallen o se apaguen, privándonos de los servicios antes mencionados y dejándonos sin alternativas, puesto que en pocas casas hay ya calculadoras, calendarios, cámaras de fotos o incluso libros.

El trance que supone pasar de Android a Apple

Los seres humanos odiamos los cambios y muchas veces preferimos seguir como estamos en lugar de movilizarnos y mejorar nuestra situación. Este hecho se produce a diario y lo podemos observar en nuestra vida profesional, en nuestras situaciones sentimentales e incluso a la hora de cambiar de destino para las vacaciones. De igual forma, uno de los principales obstáculos que encuentra Apple para adueñarse por completo del mercado smartphone es el temor de muchos de sus clientes potenciales a dejar atrás el Android conocido para abrirse a un nuevo sistema operativo. Al igual que muchos clientes de Movistar morirán siendo de dicha compañía a pesar de los problemas que pueda darle, multitud de personas no tienen intención de abrirse a Apple únicamente por ser algo distinto a lo que tienen que adaptarse.

Sin embargo, está claro que Apple es mejor sistema operativo que Android, no sólo por la velocidad y capacidad del primero respecto al segundo, sino también y sobre todo porque Apple no recibe virus, uno de los principales problemas que presenta el sistema operativo de Samsung o Nokia, entre otros. Todo son ventajas para los usuarios de Apple y es sumamente difícil encontrar a alguien descontento con dicho sistema operativo, puesto que una vez que el cliente se adentra en el uso del mismo es prácticamente imposible que vuelva a usar Android ya que las ventajas son más que claras.

Así pues, quizá el único problema que les quede por superar a los creadores de Apple sea el de concienciar al grueso de sus no-clientes sobre las bondades de su producto, realizando quizá campañas publicitarias centradas en lo sencillo que es aprender a usar cualquiera de estos mecanismos, y resumiendo de forma escueta y clara cuáles son sus ventajas respecto a Android. Aun así, es cierto que el precio sigue siendo un obstáculo para usuarios que no valoran tanto los avances técnicos y que únicamente desean contar con un smartphone que les permita realizar tareas básicas. Sin embargo, todo usuario con recursos económicos y conocimientos en el sector de la telefonía debería contar un teléfono Apple, y de no ser así esta compañía tendrá que empezar a analizar qué es lo que hace mal.